Category Archives: anuncios

Música bolichera

El momento más creativo de mi día es cuando me despierto y todavía medio dormido me meto en la ducha. Abro la ventanita que desde la bañera da a la calle, entra el aire fresco, abro la lluvia, y ahí se me ocurren ideas locas y el mundo es una plastilina modelable. Lo que tengo que hacer en el día todavía no se convirtió en lista de mandados, es una presencia difusa que funciona como combustible, como “ganas de hacer”, y mientras elijo distraído si voy a usar las últimas gotas de champú del frasco que está haciendo la vertical y abollado y vacío o las primeras gotas del nuevo frasco hinchado y erecto, pienso y encadeno ideas. Guionar este corto, diseñar este flyer, escribir este libro. No, mejor esto, y esto otro podría ser así. No hay guadaña para las ideas que salen chuecas o débiles, sino una palmadita en el hombro de consuelo, y un reemplazo por la idea subsiguiente, que la mejora. Al final de todo eso pensé: tengo que escribir una serie relatos que transcurran todos en una disco. Muchos en realidad ya están escritos, pero tendría que unificarlos en tono. Y llamarlos… ¿cómo los llamo? Es en esos momentos en los que me olvido si ya me enjaboné o si ya me lavé la cabeza, y tengo que repetir, por las dudas. O buscar pistas: si el jabón o el frasco de champú tienen algo de espuma que les cuelga. Ahí se me ocurrió el título. Tiene que llamarse Música bolichera, que suena cariñoso, divertido y un poco demodé. Me enjuago y me estiro desde la bañera para alcanzar la toalla seca. Ahí empieza el resto de mi día, con el tacto seco de la toalla. Es en ese momento que me viene la sensación de “qué genial” o “qué divertido” o más genéricamente “qué bueno” esto que se me ocurrió. No es un “qué genio que soy” porque el ego todavía está brumoso y el día todavía está por empezar, y uno se mete en la armadura del ego recién cuando se empieza a vestir. Cuando todavía estás desnudo y mojado la sensación es más primaria, más infantil: la sensación de posibilidad y de felicidad de esa posibilidad. Tenés el resto del día para decidir si lo que pensaste es una pelotudez o una genialidad, o las dos cosas al mismo tiempo.

Rarísimo

En el suplemento cultural del diario Perfil de hoy, 28 de diciembre, se publica un cuento mío. Se trata de una versión reducida a 3500 caracteres de Raro, un texto que escribí para este blog. Si usted, querido lector, llega a esta página a partir del diario y está un poco perdido, puede proceder hacia el mapa del sitio, dónde encontrará algunas recomendaciones de qué le conviene leer primero. Si usted es de los que necesita primero saber quién soy, acá esta mi biografía. Y si, luego de haber aventurado el piecito en esta blog-pelopincho, se anima a una zambullida, haga clic en cualquier enlace de los archivos mensuales. Siéntase en su casa. Continue reading Rarísimo

Regalo

Anteayer, 18, cumplí años. Y Sandra me acaba de hacer un regalo hermoso en la contratapa del Página de hoy. Me encantó que diga, con cariño, que soy curioso e incorregible, pero lo que más me gustó es que me diga pibe cuando acabo de cumplir 37. ¡Gracias Sandra!

Para los que llegan a este post luego de leer la contratapa, el intercambio de emails con Eduardo Pérez dal Lago que menciona Sandra está acá.

Y para los que están muy perdidos: el de la foto soy yo. Abajo de la foto hay un link que dice Autor, donde se cuenta un poco quién soy. Y abajo de Autor hay un Mapa del sitio, que es un buen lugar para ubicarse en el caos del blog (se listan los textos agrupados por temas, etc).

Estar ahí

Para mí un amigo es alguien que está ahí, que acompaña. Por eso se me ocurrió hoy agradecer a los lectores de este blog. A los que corrijen mis errores ortográficos o gramaticales, a los que se quejan porque el cuento es muy hot o demasiado cold, a los que me señalan errores ortográficos o gramáticales o sociales, a los que mandan email agradeciendo, a los que comentan, a los que leen en silencio. Me sentí acompañado todo este tiempo, a través de las idas y vueltas, en San Francisco, New Jersey, Merlo o Palermo, en los ya viejos tiempos del boom blogger, en la actualidad de posts apenas mensuales.

Gracias y feliz día del lector amigo.

Resultados de la encuesta multitudinaria

Leen desde acá, Chile, México, USA, España, Islandia. Tienen entre 15 y 50 años, son heterosexuales, aunque hay mucho marica y alguna chica bi o ex bi. Son periodistas, diseñadores gráficos, mercaderes (¿así se dice a los que hacen marketing?), informáticos, estudiantes, profesores, ingenieros. Llegaron a este página recomendados por otro blog, buscando “puto” o “exiliado” en google, o rebotando de link en link. Un tercio de ellos no tiene weblog, aunque algunos tienen planes. Muchísimos salen del mutismo por primera vez y se animan a comentar, con la esperanza de reencarnar en cacatúa.
Continue reading Resultados de la encuesta multitudinaria

Quién me lee

Che, me da curiosidad, y lo tengo que admitir. Últimamente recibo bastantes emails de gente que ni me había enterado que leía el blog, porque no tienen otros blogs y nunca comentan. Entonces les pido, si es posible, y para tener una idea de quién me lee, que dejen un comment con algunos datos. Por supuesto que no pido una biografía y den los datos que quieran (todos los items son opcionales). Es la treintayúnica vez que en Puto y aparte los protagonistas son los lectores y hasta quizás borre este post luego de que reúna los datos (no se enojen), pero sería bueno que aporten. Algunos datos que pueden suministrar:

1. Nombre o pseudónimo
2. Edad (permitido restarse hasta quince)
3. Sexo + sexualidad (si no te da gueguenza)
4. Qué hacés de tu vida (laburo)
5. Dónde vivís: ciudad y país
6. Cómo llegaste a este blog
7. Tenés tu propio blog?
8. Tres (o más) libros favoritos
9. Tres (o más) pelis favoritas
10. Tres (o más, o menos) CDs, canciones o bandas favoritas
11. Tres (o más) blogs favoritos

Y acá los ítems que podría decir que son “para mejorar la navegación de blog”, pero en realidad son pura vanidad:

12. (ex 11b) Tres (o menos) posts favoritos de acá (este es el ítem vanidoso, lo escondí acá en el fondo de la lista, viste?) No hace falta el nombre del post, alcanza con una descripción del tipo: “Ese en el que perdés el avión”, “Ese en el que el tipo del chat te dejó pagando” o “Ese de la profesora de Tai Chi”.
13. Cómo leés el blog? (Lo tenés en tus bookmarks? Caés a la página cada tanto? Tenés un feeds reader?)
14. Qué te gusta y que detestás del blog? O, que mejorarías? Qué sugerencias tenés? (“Hacéte heterosexual” no vale)

No voy a regalar cuentas de gmail ni cupones de descuento para telos, pero si sos un buen boy scout lo podés sumar como buena acción del día y reencarnar en cacatúa en vez de cucaracha en la próxima vida.

Hoy tiré viejas hojas

Este blog comenzó hace dos años en blogger y sufrió una mudanza traumática, varias fallas técnicas y mis caprichos e inconstancia. En su última resurrección sólo tuve ganas y paciencia para recuperar de las ruinas unos 20 posts viejos y no mucho más. Aparte, pensaba reescribir los textos viejos, sacarlos de su estado protozoario, quitarles los flecos, afilarlos. Pero pasaron las semanas y los archivos seguían congelados en un disco perdido de mi disco rígido y hubieran seguido allí si Jonathan no me hubiera mandado un email ayer preguntando que había pasado con los posts viejos y dónde estaban algunas cosas que él recordaba haber leído.

Decidí entonces sacar los posts del freezer y colgarlos de nuevo del blog. Movable Type se negó a importar el HTML que había generado el mismo y por eso tuve que subir uno a uno los textos, ingresando títulos y fechas a mano, arreglando comillas y otros caracteres anómalos. Así me ví obligado a releer algunos párrafos a las ponchazos – nunca releo textos de archivo del blog – y decidí que los posts deberían quedarse como están. Por razones netamente egoístas, eso sí: si los arreglara ganarían quizás en linealidad, en fluidez y serían más inteligibles para el que lee, pero así como están son un mapa más perfecto y más áspero de mi vida.

Y me encontré de nuevo, y tan de repente, con el placer esencial que de verdad me produce este blog: esa experiencia tan Lobsang Rampa, ese salirse del cuerpo y mirarse desde arriba y desde afuera, esa visión cenital de lo chiquito y boludo que soy, y de lo perdido que estuve y estoy y estaré.

Chaparrones aislados

Hola a todos,

anda a saber por que durante casi un mes el blog se murio. Se me pudrieron los scripts perl o algun otro detalle de configuracion y no tuve tiempo ni ganas de arreglarlos (si tuve tiempo – aunque pocas ganas – de mandar un email quejandome a la gente que me provee el servicio de hosting) Ahora de pronto el blog funca de nuevo y los comments tambien.

Ya volvi, estoy laburando y viviendo en Palermo. No tengo compu en casa, asi que estuve medio pintado y casi no lei blogs en el ultimo mes (los cibercafes en Baires estan inundados de fumadores compulsivos, parece).

Pero si, estoy vivo, regresado, contento y ocupado. Y aparecere por ahi cuando se arme el proximo meetup. Y pronto posteare algun texto mas jugoso que este electrocardiograma apenas sinuoso.

Fecha de regreso

Bueno, ya tengo mi fecha de regreso a Argentina: llego a Argentina el miércoles 21 de julio a la mañana. Espero que podamos armar un meet up pronto, ya que tengo ganas de juntarme con varios de mis compatriotas bloggers.