Ido

Estoy ido y todavía no vuelvo. Leo, escribo poemas (100, cuando llegue a ese número quizás algo publicaré), corrijo los textos de putoyaparte.

Estoy bien, descansando y viendo hacia dónde voy y hacia dónde debería ir lo que escribí o escribiré.

Noticia narcisas y a quién le importa: estoy bien. Este año seré “ayudante de cátedra” del taller literario al que asisto hace un año. La vida es buena, a veces bella, a veces mella.

El 2005 fue un buen año, el 2006 viene en colores pasteles y hace juego con mis deseos. Esperemos seguir así. Lo mismo les deseo a ustedes (que el año les haga juego con las ambiciones y los deseos) y de paso les agradezco la compañía, la buena onda y todo lo demás.