Año nuevo

En la esquina de Gascón y Córdoba no paran los taxis. Son las 7 AM, el sol ya pega fuerte y somos 4. Alguien sugiere pedir un Uber y maniobra con el celular, los otros dos, brasileros, se acomodan las gafas negras y buscan la sombra en la vereda. No sé de dónde aterriza una mujer en minifalda de jean y top negro. Hola divinos, dice, y cuando me saco el sol de la cara veo que es una travesti. Tiene una botella de Fresita en la mano, con apenas un dedo de líquido rojo. No le entiendo bien lo que dice, pero al final pregunta de dónde son.

Yo le digo de acá, ellos dos de Brasil. Ah, brasileros, dice, y se le va encima al más moreno de los dos. El moreno reacciona cerrándose un par de botones de la camisa. Igual ella ataca por lo bajo y trata de toquetearlo. No lo toques vos que es mío, le digo, solo para ayudarlo, porque nadie es de nadie. Ay bueno, dice, yo tengo 70. ¿70 años?, le digo. Sí, dice. Mirá vos. Tiene el delineador corrido, con un ojo medio egipcio y un moco verde muy duro en el agujero izquierdo de la nariz. Pienso: todos debemos vernos así después de salir de la noche del boliche al sol de la mañana. Seguro yo también tengo un moco.

Continue reading Año nuevo