Skip to content

Navidad

Juro que esto no lo invento: volvía a la noche de bolichear, se estaba haciendo mansamente de día, y vi una mujer sentada en el banco de una plaza vacía, mansamente llorando, con un caniche mansamente sentado de un lado, y un árbol de navidad del otro lado, decorado con bombitas de navidad y tiras de luces, mansamente titilando.

Published innocturnos

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *