Lo más grande del mundo

Suena Eurythimcs, los dulces sueños están hechos de esto, y todos bailan levantando los brazos. A un costado hay uno que baila zarandéandose con onda, mide como 1,90 así que tardo en escanearlo, de arriba a abajo. Es lindo con orejas paradas y carita de chanchito mimoso, barba dibujada con compás, regla y transportador, muy musculoso, con pecho hinchado bajo la remera apretada, brazos inflados, espalda en triángulo, piernas grandotas. Cuando baila va girando lento, sentido de las agujas del reloj, y es entonces que le veo el culo. Es un culo gigante pero proporcionado, pero que necesita para representarse tecnología 4D, que todavía no existe. Cameron va a tener que hacer un nuevo Avatar para que se vea. Y encima es un culo que cambia de color. O yo estaré alucinando. Culo azul, amarillo, verde, rojo, violeta. Es un culo arco iris, gay orgulloso. No, es el haz de luces que rebota en la superficie combada y se refleja, y el tipo tiene pantalones blancos. Tardo en volver de la hipnosis, los especialistas del siglo XIX deberían dejar de boludear con péndulos y relojes colgando de cadenas de una vez. Tanta belleza necesita una oda.

Tenés la bunda más linda de la fiesta, le digo. No sé si entiende lo que digo, pero sí entiende bunda, y él ya sabe que tiene esa bunda. Se ríe, y me aprieta el hombro en señal de buena onda. ¿De dónde es vocé?, pregunta. Argentina. Argentinaaaaa, dice, como dicen muchos acá, alargando la a, final. Y le digo vocé bunda brasileira. Me agarra la mando, me entrelaza los dedos, y me quedo bailando con él unos segundos pensando que somos dos amigos yendo Dánica Dorada a jugar a la plaza. Pero no, se lleva la mano al culo y me lo hace apretar. Duro y redondo, resistencia de materiales aprobada, las Tinellis abrirían los dedos en un diez, diez, diez. Es un cachete, pero luego se lo lleva al otro cachete y repito el apretón. Viene bien comprobar que tiene un culo increíble en estéreo, la simetría nos seduce y nos esclaviza.

Le pregunto qué tipo de homem le gusta. Y me dice que no tiene tipo de hombre. No le creo. Le pregunto si le gustan musculosos, flacos, maduros, jóvenes, osos… Eso no importa, dice, yo necesito pau dotado (y abre las manos para ilustrar más de 25 centímetros), para mi bunda dotada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>