El pub de la pelea, parte 1

[1 de abril de 2007, creo]

No me acuerdo si fuimos al cine, seguramente sí, lo que sí sé que a eso de la una de la mañana decidimos ir a tomar algo. ¿Contramano? No, ahí vamos siempre. ¿Milion? No, los tragos son demasiado caros. Me acordé de Flux, un pub chiquito en un subsuelo en Marcelo T., regenteado por un par de yanquis. No lo conocíamos, así que por qué no. Fuimos y estaba cerrado por vacaciones. Volvimos a Contramano, yo ya estaba cansado de caminar. Había cola. Probemos Angels. También había cola. Acá podría señalar lo raro de todos estos boliches cerrados o llenos. Me acuerdo que nos preguntamos, mientras cruzábamos Córdoba con el hospital de Clínicas a la derecha, por qué habría tanta gente en todos lados. Podría acomodar todo ese azar en una hilera de piezas de dominó que se caen una tras otra o en un videogame donde soy un pacman y el joystick lo tiene el destino o andá a saber quién, pero no creo en el dominó.

Yo, creo, sugerí Glam, y acá voy a pasar a tiempo presente: yo sugiero Glam y ya estamos parados en la entrada, esperando entrar, porque sí, acá también hay cola, pero solamente esperamos 5 minutos. Pregunto el precio de la entrada. Es cara, incluye una consumición. Le pregunto a Diego si igual quiere entrar. Sí, dale, ya estamos acá. Entramos y damos una vuelta por el lugar. Adelante hay una barra junto a la pista, donde casi nadie baila. Más atrás hay otra barra, los baños y un patio donde se puede fumar. Volvemos hacia la pista y pedimos tragos en la barra: yo un daikiri de durazno, Diego un gancia solo.

– ¿Batido? – pregunta el barman.
– No, solo – respondo yo. Diego me acaba de dar el ticket para que le pida el trago yo.
– Disculpame, ¿cómo es el tema del cigarrillo acá? – le pregunto al barman mientras sacude la coctelera.
– Supuestamente no se puede fumar, pero no te preocupes… en un rato ya se ponen a fumar todos, así que en realidad se puede fumar en todos lados.
– Precisamente te pregunto porque me hace mal el cigarrillo y quería ver si se respeta la ley.
– Ah, sí, ehhhh, nosotros no podemos decirle nada a nadie, pero sí, los de seguridad se ocupan.

Vamos hacia el patio, Diego quiere fumar un cigarrillo. Nos sentamos, la noche allá arriba, entre los edificios, está limpia y fresca. Nos agarramos de las manos, hablamos boludeces, Diego se aparta para soplar el humo hacia otro lado, hablamos más boludeces. ¿Vamos para la pista?, le propongo. Sí, dale.

Ya son las 2 y hay más gente. Nos paramos a un costado de la pista, a escuchar la música, Diego se para detrás mío y nos movemos en vaivén, juntos. Enseguida empiezo a oler el humo del cigarrillo. Hay una chica fumando, tirada en el sillón de atrás. A mi derecha hay otro más. Diego se da cuenta de que estoy molesto, cada vez más enojado.

– No te pongas malito, nos vamos y listo, todo bien.
– No, me da por las bolas que no cumplan la ley. Y más cuando hay un patio para fumadores que es casi la mitad del boliche.
– Pero no podés estar diciéndole a todo el mundo que no fume… Vamos a otro lado donde no se fume y listo.

Sí, podría, pero no tengo ganas, Diego tiene razón, mejor irse a otro lado.

– Okay, tenés razón.

Vamos hasta la entrada. Le digo a Diego que me espere un minuto y voy a hablar con el que vende las entradas.

– Mirá, yo entré hace 20 minutos. Adentro está todo el mundo fumando y ustedes no están cumpliendo la ley antitabaco. Entonces te pido dos cosas: la primera, que me devuelvas el precio de la entrada, sin contar la consumición, que ya me la tomé. Y la segunda es que me des el libro de quejas porque quiero dejar asentada una queja.

El patovica de la puerta me escucha y se acerca.

– ¿Qué es lo que está pasando? – dice, desde 20 centímetros más arriba, con un tono más amenazante que inquisitivo.
– Que yo pagué una entrada asumiendo que adentro iban a cumplir la ley antitabaco. Me hace mal el humo del cigarrillo. Si me hubieran avisado que no hacían cumplir la ley no entraba, entonces estoy pidiendo que me devuelvan la plata de la entrada.
– Pero hay un sector en el que se permite fumar, no sé si te fijaste…
– No estoy hablando del patio, estoy hablando de la parte de adelante y de la pista, donde están los carteles de no fumar…
– Pero nosotros no podemos decirle a cada persona que…
– La ley se cumple en otros lugares, en Contramano la hacen cumplir. Si vos no la hacés cumplir entonces te pido que me devuelvas la guita de la entrada y me des el libro de quejas para dejar constancia de que no cumplen la ley.

El tipo niega con la cabeza, intenta sonreír, pero le sale un gesto de irritación.

– Okay, ahora mando a alguien para que controle eso.
– No va a servir de nada si mandás a alguien ahora, dentro de 20 minutos va a haber más gente fumando. Sería más fácil que en el momento de vender la entrada le avisen a la gente que solo se puede fumar en el patio de fumadores.
– Dejame que te solucione el problema, ¿vos me dejás a mí?
– Okay, te dejo.

Diego me agarra del brazo.

– Mejor vámonos, estos giles no van a controlar nada, ya viste lo que dijo el boludo del barman… Vas a terminar calentándote al pedo…
– No, esperá, entremos a ver si hacen algo, sino la ley al final no se cumple nunca.

Entramos, volvemos a pararnos al costado de la pista. De a poco se va acumulando gente. Intento distenderme, charlamos, nos reímos, hablamos boludeces. Me desprendo del brazo de Diego y camino unos pasos hacia la derecha. Le toco el hombro a un tipo que está apoyado contra la pared, hablando con otro. El que fuma es alto, femenino. El que no fuma tiene cara de malo y mide más de uno noventa, tiene la nariz torcida o quebrada, tiene puesta una musculosa y tatuajes en los brazos musculosos.

– Disculpame, no se puede fumar en este sector – le digo, señalándole el cartel de prohibido fumar. – El sector fumadores es en el patio.
– Disculpame, no sabía – dice, mientras tira el cigarrillo al piso y lo aplasta con el zapato.

Vuelvo a Diego.

– Te vas a pasar toda la noche así, no podés…
– Solo le voy a decir a los que están fumando cerca.
– Pero está todo el mundo fumando.

Hay otro tipo fumando en el mismo lugar que antes, es un tipo distinto, pero también habla con el musculoso.

– Disculpame, no se puede fumar acá. Hay un patio para fumar atrás…
– Ah, perdón. – Tira el cigarrillo y lo aplasta.

Me doy vuelta y siento una mano en el hombro. Giro. Es el musculoso. Me habla con acento español.

– ¿Por qué estás molestando a la gente?
– ¿Qué?
– ¿Por qué estás molestando a la gente?
– No estoy molestado. No se puede fumar en este sector.
– ¿Y por qué no se lo dices a todo el mundo?
– Se lo digo a la gente que está cerca.
– Eso no es cierto, estás empecinado con molestar y luego vas allí y te ríes con tu amigo.

No entiendo qué me está queriendo decir.

– ¿Qué?
– Pues que si a tí te molesta el humo del cigarrillo a mí me molesta tu gordura.

Esto sí lo entiendo. Tengo la imagen del tipo guardada en el rabillo de ojo, el no es flaco, precisamente.

– ¿Qué me dijiste?
– Que me molesta tu gordura, pues.

Cierro el puño de la mano derecha.

– ¿Cómo me decís eso? – le grito, enfurecido, y le pego una piña en la cara.

(continuará)

26 thoughts on “El pub de la pelea, parte 1”

  1. Es triste, pero acá pareciera que el que no fuma es un boludo.

    Te digo que, fuera de joda, me han dado ganas de empezar a fumar por aquello de que “si no puedes vencerlos, úneteles

    Me acuerdo de la perra de mi anteúltima psiquiatra, por ejemplo, que en los dos años que me atendió numca tuvo la delicadeza de preguntarme “¿te molesta si fumo?“. Y eso que, donde me atendía, había un cartelito de prohibido fumar, que evidentemente estaba de adorno.
    Asi que yo me tenía que bancar el fucking humo de ella toda la sesión. Lo mas triste que eso no es nada, comparado con cagadas mas grossas que se mandó (la peor de todas: romper el secreto profesional con una amiga-casi hermana que hizo que esta última no me quiera hablar hasta el día de hoy)

    Ahora que lo pienso, con suerte, a la muy hija de mil putas le dá cáncer de pulmón. (ahí te juro que hago “la gran gorila” y le hago lo que le hicieron a Evita)

    Me fui de mambo, en fín…lo que yo quería decir es que vivimos en un país de fumadores, donde parece que uno está obligado a tener que soportar el humo de segunda mano de otros.

  2. La historia está muy buena. La violencia no.
    Soy leche hervida como vos, y más de una vez tuve que dar un empujón o poner una piña en un boliche. Lo malo es que nunca se saben las consecuencias.
    Los patovicas son máquinas acerebradas de pegar, en general cuando intervienen en un kilombo primero golpean y después preguntan qué pasó.
    Después de un par de episodios que protagonicé y otros tantos que vi, ahora lo pienso dos veces antes de levantar un puño.

    Espero ansioso la continuación del relato. Salu2.

    Rosarioso, desde Rosario, cuna de la Bandera Argentina.

  3. Me gusta como escribís, te expresas muy bien y sos claro.
    Y perdón por mi ignorancia ¿pero esto que contás es ficción o realidad? A veces veo tus comentarios en Orsai y ví que en un par contás como te arrebataste a alguien.

  4. No me gustó que saltaras así, me parece que exageraste la reacción. Está bien, dejaste en claro que tenés un derecho y lo hacés valer, pero, ¿tanto como para pegarle en la cara a una persona? No sé, no me gustó que saltaras así, me parece…

  5. La escena del reclamo en la que describís la la reacción ante un servicio a la vez caro e ineficiente la he vivido varias veces. A mí sí me han dado el libro de quejas, o bien me han ofrecido algo en compensación (un café en un restaurante en el que la atención había sido mala, por ejemplo). Nunca me he peleado físicamente, ni lo haría. A veces desearía, sí, ser una especie de Carrie y desatar catástrofes para aquellos que violan mis derechos con una impunidad difícil de resquebrajar, pero mi mente no da para tanto. En cuanto al cigarrillo, en Córdoba se respeta no fumar en lugares cerrados, salvo en los boliches, claro.
    Encuentro interesante la asociación entre el cigarrillo y el sobrepeso que parece desprenderse de tu texto. Me molesta que fumen a mi lado, pero si el discurso de la salud sigue triunfando quizá tampoco quienes tenemos algunos kilos de más encontremos dónde, a qué y a quiénes yuxtaponer nuestra presencia. Además, cigarrillo, sobrepeso y sexo no heteronormativo se entrelazan en tu relato de una manera sugeridora: se unen, se excluyen, se enfrentan, definen y difuminan sociabilidades.

  6. man, los colores del blog son horribles. pone algo que al menos no dañe la vista. el contenido? joya papá.

  7. xtian, violencia es insultar con frases en donde se describe la apariencia fisica. no puedo decir que hiciste bien, pero no te culpo, hay veces en que no vale la pena explicar nada. yo por ejemplo quisiera pegarte hasta que me cuentes el final, ja! malito!!! cortar ahi la historia (y eso que lost me enseño a esperar desesperadamente una semana entre capitulo y capitulo)

  8. La verdad yo tambien odio el humo del cigarrillo, tambien me hace mal, y odio volver a casa con una baranda como si yo hubiese sido el que se bajo un atado de cigarrillos, pero no puedo estar como maestra de 5to grado haciendo notar a todo el mundo que esta en falta (es una guachada ya lo se, porque es una ley y no se esta cumpliendo) pero ya irse al extremo de ir a las personas cerca de uno y decirles que dejen de fumar me parece un poco “too much” (no esta en vos, si no en el estableciemiento que se cumpla la norma, y si no la cumple se hace la denuncia en el lugar que corresponde) sin comentar el acto de violencia, en vez de seguir cagandote la velada a vos y especialmente a tu pareja, te hubieses ido y dejar que (lamentablemente) sigan fumando y matandose con el pucho ellos mismos.

  9. Mirá rececien jodiendo con el google encontre tu pagina, muy sarpada me cage de risa, posta q si digo lo mismo lastima q soy menor de edad y mucho no me gusta salir pero va…..okey me encanto como le diste la piña y como fuiste a todos a que paren de fumar digo q onda para q esta la ley….gracias por leer ahhh….seguila porfavor q cuando la lei me mee de risa despues me cage de risa despues fui al baño me limpie todo y escrbi esto chau,saludos y suerte segui asi y voy al baño mas seguidoxD

  10. Matias concuerdo con vos en una paja volver con olor a cigarrillo aunque sea menor de edad llendo a esos cybers donde te refriegan el pucho por alado pero dios q hijo de p*** perdon me pase pero tiene razon en una parte y la otra mira si el tipo tiene ganas de q los demas agan lo q el p*** lugar no hace es como q da para ir como maestra.Y lo de q se hacen mierda con el cigarrilo se…lamentablemente y desgraciadamente mucha gente fuma se arruina los pulmones como giles pensando q es buena onda…(no es q lo sepa pero se el concepto de porq berga fuman)
    Perdon por los insultos y ortografia nunca me fue bn en ortografia….
    Espero no molestar y gracias por leer denuevo chau suerte

  11. Alejandro de onda te lo digo pero las palabras q usaste para reasltar lo malo y lo bueno de la pagina o de los comentarios me hicieron tomar un diccionario y ver q significaban porq realmente pusiste cosas no muy a mi nivel digo yo alguien usa hoy en dia heteronormativo o otras palabras asi no se si son inventadas o q …deben ser verdaderas porq las busce y aparecen y con respcto a lo de tu phsycologo me paso la misma cagada solo q sin lo de fumar la mina le ocnto lo mio a una amiga esa amiga era madre de una compañera mia y ella ya se fue de mi colegio secundario pero…sabia un par de problemas mios cosa q me jodio porq tuve q hacer de sirviente malherido hijo de puta con una piva q abuso de mis problemas(si era un tipo quien lo sabia decia lo contas y la cara ni la reconoses)
    Lo de la violencia gente soy sincero no soy grande pero cagarse a trompadas es lo mas logico si el tipo se me pasa de loco digo yo…quien mierda se me hace el loco asi yo lo doy vuelta de una piña(PSD:no creo q pueda por mi edad y mi falta de salidas (estoy en un tuper uha cuantos parentecis))Perdón devuelta pro mi faltas de ortografia y mis insultos…

  12. ¡¡Ay, pobrecito!!, le dijeron gordo. Jajajajaja…qué tierno!!.

    (yo soy de las que fuma en lugares públicos y me chupa un huevo esa ley, aunque sepa que está mal).

  13. Pablo, creo que confundís a dos Alejandros diferentes, o un Alejandro con un no Alejandro. Yo escribí “heteronormativo”, sí (y de paso te aclaro que no es una palabra pasada de moda, como parece que pensás), pero no hablé de ningún psicólogo. Tengo un idiolecto (¡a buscar en el diccionario!) poco estándar (nuevo link al diccionario), lo reconozco. De onda, ¿qué diccionario usás? Me gustaría saber cómo se define en él “heteronormativo”.
    P.D.: Creo ver que también, quizá, dos Pablos. ¿A cuál de los dos estaré respondiendo? Fantástica esta (con)fusión/ dispersión/ disrupción/ conjunción de identidades que la web habilita.

  14. Después del “también” y antes de la coma me olvidé de escribir “hay”. Además de “nerd” (¿se escribe así?, soy distraído.

  15. Cristian: Si te vas a poner a pelear con uno y cada uno que no respeta la ley en Argentina te volvés loco.

  16. Bien querido, que rico que estés de vuelta… yo como soy mujer me pasa que no llegan a los golpes conmigo, pero me habrían echado con viento fresco…lamentable terminar a los golpes… tengo un hijo y cuando pienso lo que le espera por ser hombre… me da algo.
    Lo de maestra de 5to grado, es el nivel al que a uno lo llevan cuando la gente se pone a fumar arriba de uno, existiendo leyes y espacios, y sabiendo que le hacen mal a los demás(las tres cosas son reales). Claro, que te sientes como maestra de 5to, y los que fuman no se sienten como cuando iban al baño del cole a echar una piteadita? de 5to poh!
    Quedarse calladito aspirando humo ajeno y resignadito,eso ya no es de 5to, eso es de pusilánime a cualquier edad.
    No juzgo a Xtian… no sé hasta que punto pudo evitar que el asunto pasara a color de hormiga… en estricto, el no era el provocador.
    Yo tengo asma y un niño pequeño y la peleíta esa me la sé de memoria. Se hace lo que se puede!

  17. a VER YO FUI EL TARADO POR DECIR ASI QUE TE HABLO A VOS ALEJANDRO EL DE LA PALABRA…
    Decime Xiarius me voy a cambiar el nombre de ahora en mas para menos confusiones
    Mire busque en tantos diccionarios que me agarro artritis no se cual fue creo que el de la real academia
    Si me vas a criticar porq no se una palabra bue me estas dando con un palo….
    Y no me acuerdo el nombre de la que dijo que fuma en lugares publicos…Nadie nunca te dijo nada?
    Se ve bastante y yo digo si hay una ley aunque sea una paja tener q respetarla que me fumes en la cara me es incomodo(nunca me paso)Creo que a eso se refiere Cristian con que iba a parar a cada uno porq si tiene razon de un modo dice no fumar y afuera fumadores me tenes q estar jodiendo…
    Disculpo por las confuciones ya me cambio el nombre a Xiarius

  18. Me hubiera reído mucho con este relato si no hubiera sentido la misma bronca que vos. Aunque no me moleste demasiado el tabaco, es el eterno problema de hacer cumplir las leyes. Al final el que se queja y trata de hacerla cumplir queda como el desquiciado, además que te amargás la noche vos y los que están con vos. Pero tampoco es justo o bancarse el humo o irse del lugar. Porque no hay absolutamente ningún boliche donde nadie fume.

    Aunque yo no estaba acá cuando pusieron la ley, me contaron que durante un par de semanas se cumplió hasta en los boliches. Pero a esta altura ya ni se acuerdan. Lo que no entiendo es por qué si en los bares hay supervisión externa (bah, eso creo, sino no creo que se cumpliera la ley ahí), por qué no la hay en los boliches?

    En fin, finalmente los justicieros como vos se terminan inmolando, física y psicológicamente.

  19. Excelente relato!!!…admiro tu frontalidad.
    No me jode que la gente fume, pero que si tenga la delicadeza de respetar al queno lo hace.
    Mi marido fuma, pero lo ¨eduque¨ para que sea respetuoso y fume afuerao con una ventana abierta. Teatralizo y le digo: ¨me muerooo de cáncerrrrrr¨ cuando me llega un poco de humo.
    Si, una rompehuevos, ex fumadora de Marlboro que le da bronca haber abandonado el vicio y que otros lo continuen…jajaja.
    Me encantó tu relato

    Saludos

  20. Comentario pelotudo: el sábado conocí Glam. Quizás esperaba encontrarte. Aunque con tanto humo lo dudé…

  21. Bueno, la verdad que me parece bien. Yo vivo siempre con el riesgo de sufrir un neumotorax (burdamente: que se me pinche un pulmon), y la gente que fuma realmente jode mi salud. Esta ley es acertada, el aire es de todos.

  22. Como siempre tus relatos son excelentes, siempre me tiene entretenida y paso de reirme a decir uyyy lo que paso y ponerme seria, ahora quiero saber que paso luego de la piña, me encanta Xtian
    Me gusta el template nuevo de tu blog y si no paso a dejar comentarios pues no tengo tiempo, pero te leo siempre
    Un saludo grande

  23. la verdad es que hay que tener huevo para meterse con esos roperos ya que son contratados solo para romper huesos no tienen idea de algo de razonamiento y nos hacen salir de las casillas que sean tan huecos a mi me paso en Mar del Plata estaba en un restauran comiendo lo mas tranquilo cuando estaba por pedir el postre siento un humo en la nuca que me hace toser siendo que soy fumador me dio asco me doy vuelta y la fumadora era una mujer con cara de hombre le digo amablemente podes apagar el cigarrillo la mina me mira y me dice si lo voy a apagar cuando lo termine, ya saco mi cara de amabilidad y paso a mi cara de bóxer y le digo por que no te vas a fumar afuera y la muy trola me dice por que no te vas vos a comer afuera como la cosa no mejoraba me doy vuelta y le digo al mozo a los gritos pro favor llama al encargado ahora en 1 minuto llega un pelado y le comento lo que pasa el tipo le dice por favor señor podría apagar el pucho la mina le dice como le dije a este hincha pelotas lo apago cuando lo termine el tipo le explica y reexplica que tiene que apagar el cigarrillo y le dice que se tiene que mover al sector fumadores la mina sigue con su culo pegado en la silla y no le da bola y sigue hablando con el tipo que tiene adelante que cundo ella termina por fin de clavarse el marlboro el tipo prende otro y me tira el humo en la cabeza obviamente era un provocación directa y me doy vuelta y bajito le digo así le soplo el culo a tu mujer antes de hacérselo el nabo se me tira encima y a la mier… la mesa la silla viene la cana y sale el dueño de chichilo le digo al viejo ahora venís hace media hora que se armo este kilombo y ahora que viene la cana te dignas a venir, la policía esposan a la pareja feliz ya que el muy nabo se puso a pelear con los milicos y la mina no se queda corta le digo al pelado que me dijo que era el encargado que voy a dejar la queja plasmada y que quiero una copia para llevarla a defensa al consumidor en definitiva escribí cuatro boludeses y viene el viejo de chcicho con unas propagandas en la manos y me dice te invito otra cena completa para vos y tu familia y esta comida va por cuenta de la casa se da vuelta lo mira al pelado y le dice estas despedido por inútil. Todo cambio es acompañado por resistencias y roses lo importante es que la ley es para ser aplicada y ser respetada por todos, yo fumo pero en la vereda o en espacio abierto no en el plato de otro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>